Seleccionar página

Hotel NH Palacio de Avilés

Dos salones contiguos se decoraron especialmente para el reportaje de fotos. 

Querían tener imágenes que presentaran diferentes espacios adaptados a celebraciones familiares, bodas o reuniones de empresa.

En el caso de la ambientación para bodas y banquetes, mi objetivo era transmitir toda la calidad del montaje y de la decoración dentro de un entorno que ya de por si es muy acogedor, al conservar el aire de un palacio del siglo XVIII.

Para recoger toda esa riqueza de detalles, la iluminación es algo primordial. La luz ambiente, tanto natural como de las lámparas en cada espacio, solo sirve de apoyo.

Iluminé por separado distintas partes de cada escena, creando volumen, separación, calidez y armonía.